sábado, septiembre 18, 2021

Los beneficios del asesoramiento filosófico estoico que ofrece el doctor Agustí Guisasola

Las personas pueden preguntarse cómo alcanzar la felicidad, los motivos de su existencia o los valores a seguir en algún momento de la vida. Asimismo, es posible que experimenten malestar vital al no entenderse completamente o en el momento en que surge un problema.

En este sentido, al asesoramiento filosófico estoico es un tipo de acompañamiento para que las personas aprendan a conocerse, autovalorarse y, consecuentemente, a tomar las mejores decisiones. Asimismo, ofrece herramientas de empoderamiento a los individuos para que puedan llevar una vida feliz y realizada. Este tipo de acompañamiento es ofrecido por Agustí Guisasola, doctor en filosofía y profesor en diversas universidades.

¿Qué función tiene un asesor filosófico?

El asesoramiento filosófico estoico no busca normalizar socialmente al individuo, sino que se enfoca en que este comprenda la vida y se comprenda a sí mismo. En ese mismo momento se producirá la liberación de todo sufrimiento inútil.

A diferencia de las consultas psicológicas, bajo este acompañamiento, los problemas no son vistos como trastornos o enfermedades, de manera que tampoco se recurre a fármacos.

“La praxis filosófica no substituye a la psicología, ni a la psiquiatría, al igual que estas tampoco pueden substituir la práctica filosófica, simplemente porque son enfoques metodológicos e ideológicos distintos, donde la filosofía práctica destaca fundamentalmente en el arte de saber pensar de forma lógica, desprejuiciada, lúcida y autónoma”, aclara el doctor Guisasola en el portal web.

El filósofo práctico trabaja desde el presente del consultante, no indaga en su pasado ni en su infancia para encontrar explicaciones sobre ciertas situaciones. Tampoco se erige como una figura convencional de autoridad, sino que confronta las ideas de su interlocutor para que sea él mismo el que busque los cambios en su filosofía personal y que estos sean duraderos y profundos.

Finalmente, con un asesor filosófico no existe la llamada alta médica. El consultante dejará de acudir a los encuentros cuando el sufrimiento o la inquietud se hayan resuelto.

Gestionar problemas y autoconocerse

El asesoramiento filosófico estoico es eficaz porque busca respuestas a preguntas que parecen sencillas, pero que en realidad son profundas y poco pensadas racionalmente.

Pensar como un filósofo estoico permite gestionar problemas tan comunes como la ansiedad, la rabia, la apatía, la tristeza y pasar a un estado de mayor plenitud, con resiliencia y autoestima.

Agustí Guisasola se ubica en la Calle Consell de Cent 254, 1º-2ª, de Barcelona. Para concretar una cita de asesoramiento filosófico, los interesados pueden contactar a través de teléfono móvil o a través de correo electrónico ([email protected]).

Artículos relacionados

Últimos artículos